En 2016 quedó inaugurado y en pleno funcionamiento el andén central de Padua y Moreno, junto con la remodelación de sus respectivas estaciones insignia, en la línea Sarmiento.

La obra fue consumada por OCSA dentro de un complejo panorama, ya que todos los trabajos se realizaron con las estaciones en funcionamiento, a diferencia de lo que sucedió en City Bell.

A diferencia de City Bell, aquí las estaciones se demolieron y se hicieron desde cero. Moreno, además, es punto cabecera del Sarmiento, medular en el Oeste del Conurbano bonaerense. Allí es donde finaliza su trayecto desde el inicio en Once.