El nuevo paso bajo nivel conectará la ciudad de City Bell a un lado y otro de las vías del tren, mediante 2 carriles vinculando Camino Centenario con calle 12. La obra comprendió la construcción de los puentes ferroviarios que alojan las vías ascendente y descendente, así como de los muros de contención para las rampas vehiculares y la ejecución de pavimentos del paso bajo nivel. Incluyó también la ejecución de rampas y pasarelas peatonales bajo nivel, la iluminación del cruce y su zona de influencia, la demarcación horizontal y señalización vertical, y la colocación de barandas pasamanos, equipamiento urbano y parquización.